domingo, 9 de marzo de 2014

EL QUE COME BIEN Y CAGA FUERTE, NO TIENE MIEDO A LA MUERTE

Jajajaja. Este dicho popular tiene mucho sentido. Cuando tenemos buen apetito y comemos con ganas es síntoma de salud. Y si el apetito va acompañado de cierta regularidad en la jiñada: perfecto. Esto de la regularidad, generalmente sólo suele ser cosa de hombres... Debe ser en lo único que somos más regulares que las mujeres: ¡en cagar!
Cambio de tercio: siempre decimos que la salud es lo que más importa pero solo nos acordamos de cuidarnos cuando estamos enfermos o no nos encontramos bien. Y es lógico. Si nunca nos hubiera dolido una muela no apreciaríamos lo bien que estamos cuando tenemos la dentadura perfecta o como dicen los dentistas: estable (el dentista no tiene en su vocabulario la palabra perfecta)




Geolocalización


Ver mapa más grande

No hay comentarios:

Publicar un comentario