viernes, 16 de mayo de 2014

AQUÍ MURIÓ UN BICHO

Pocos podrán decir de primera mano si en la pasarela de mi querido Bernesga murió un bicho o simplemente una persona. El caso es que tres días después del incomprensible (¿alguien lo puede entender?) asesinato de Isabel Carrasco aparece una pintada que reza que "AQUÍ MURIÓ UN BICHO" (Por cierto: aquí lleva tilde, igual que murió, lo siento. soy maestro)
Este blog de cultura y actualidad que está dedicado a los mensajes y/o pintadas que el respetable ciudadano y ciudadana (casi todos son escritos por gente con dos huevos) de a pie, en coche, en bici o como un servidor en moto no podía pasar de largo y esconder la cabeza como avestruz simplona.
No tuve la suerte o quien sabe si la desdicha (como algunos opinan en otros foros) de conocer personalmente a a Isabel Carrasco. Sólo puedo mostrar el testimonio de un humilde alcalde de un pueblecito leonés de nuestra @provinciadeleon que este mismo sábado pasado me decía que Carrasco había hecho mucho por el pueblo. En la misma dirección y en otras muchas me decía una inspectora de educación (que eran y creo que serán amigas inseparables donde corresponda, si corresponde ser en algún sitio) una mujer intachable, cercana, amigas desde hace 29 años (muy amigas) y hasta entrañable y divertida (eso se lo tengo que poner en duda porque el perfil  de lejos no lo daba).Pero a las personas hay que conocerlas de cerca porque puedes parecer un borde pero después puedes llegar a ser encantador...
Pero, yo me pregunto, (esto es lo más importante) al margen de unos y otros: ¿Cómo es posible que lleguemos a esta situación? No me quiero parar en el asesinato (o quizás debo decir, presunto asesinato). Me paro a pensar en esa hija de 34 años que ha perdido una mamá (una madre para nosotros, pero seguro que una mamá para ella). ¿No se merece un mínimo de respeto esa hija que incomprensiblemente ha perdido una madre? Ponte en su lugar: empatía se llama eso que los alumnos en 5º de EPO y 2º de ESO estudian por último año en nuestras aulas; gracias a la cabezonería de otro leonés incomprendido: ZP (ya dijo Jesucristo que nadie es profeta en su tierra).
En esta nuestra comunidad  (como diría Enrique) ya pocos respetamos una de las pocas cosas que a las personas y/o a los peatones afortunadamente nos hace iguales y que esperemos que más tarde que pronto aparezca en nuestras vidas: la muerte y sobre todo nuestra muerte.
En vida, podemos opinar y decir lo que corresponda pero en muerte... Empatía señores. Espero que nuestro Excmo. Ayuntamiento al igual que presto y diligente borró la pintada de la pasarela se digne a borrar otras tantas que la ciudad muestra sobre nuestra fallecida y quizás desconocida Presidenta de la Diputación de León y demás cargos: "Carrasco" 
Dejemosla descansar en paz. Please




Ver mapa más grande

No hay comentarios:

Publicar un comentario