domingo, 15 de junio de 2014

YO AMO A LA HUMANIDAD, LO QUE ODIO ES A LA GENTE

Esta es una realidad contradictoria cada vez más firme en la sociedad en la que nos ha tocado vivir. 
Amamos el continente y no soportamos el contenido. Deshumanizamos tanto las relaciones personales y las limitamos tanto a un móvil o a un ordenador que cuando nos vemos cara a cara no sabemos que contarnos. 
Las nuevas generaciones que nos pisan los talones nos generan una total desconfianza como seguramente nuestros abuelos lo hicieron de nosotros. La vida cambia y debemos adaptarnos y saber disfrutar en cada momento y  sobre todo de cada momento.


Geolocalización



Ver mapa más grande

No hay comentarios:

Publicar un comentario