sábado, 29 de noviembre de 2014

FELICIDADES

El día que el calendario te recuerda que es tu cumpleaños, siempre es un día importante estés vivo o incluso muerto. Desde luego, no es lo mismo llegar a la edad de Cristo que celebrar los 65 y pensar en la jubilación que cumplir ocho decenas de año. Todos los años son importantes, pero a medida que los años nos caen la expectativa de vida se va difuminando lentamente.
Cumplir hoy en España 80 años, no es nada anormal, quizás lo sea llegar a ser octogenario sin haber pasado por ni un sólo día por el hospital y disfrutar del descanso en compañía de la única gente que a los ochenta años verdaderamente importa: la familia, su familia.
No hay mayor motivación para vivir, que estar junto a los hijos; permitir a los nietos lo que los hijos no les permitimos, verles crecer felices; un paseo con decenas de paradas para hablar con cualquier persona, la imprescindible partida de cartas para sentirse vivo; los recuerdos de aquellos años de juventud; las conversaciones respondonas con los políticos de la televisión y la chusma televidente, etc.
Y aunque matemáticamente, el tránsito está cada vez más cerca, hay miles de cosas nos quedan por hacer a partir de los ochenta años, sin duda la más importante  a esta edad se resume en una: VIVIR
¡Felicidades!



Geolocalización



Ver mapa más grande

2 comentarios:

  1. Siempre me pregunto quien escribe en las paredes y qué le lleva a eso.

    ResponderEliminar
  2. Yo también me pregunto lo mismo. Es como un Twitter callejero.

    ResponderEliminar