miércoles, 26 de noviembre de 2014

¿QUIÉN ERES?

"Nosce te ipsum" Una gran pregunta, si señor. ¿Alguien sabrá verdaderamente quién es?
Somos tan cretinos que creemos saber todo sobre nosotros mismos, pero si pensamos un poco, la respuesta nos es nada fácil. Más bien lo contrario. Mi profesor de filosofía nos decía que un tercio de la pregunta la responderíamos con lo que nosotros mismos creemos que somos; otro tercio: lo que los demás creen que somos y el último tercio: lo que realmente somos. La conjunción de estos tercios nos define.
Personalmente a mi me gusta la famosa definición de Ortega y Gaset en sus "Meditaciones del Quijote": yo soy yo y mi circunstancia.
Las circunstancias de cada persona nos condicionan ya sea de manera positiva, neutra o negativa y además cada uno tiene las suyas. Pero lo difícil es definir ese segundo YO de Ortega y Gaset. ¡Complicado! Desde luego, somos un yo cambiante y nunca es el mismo, está en constante evolución en función del tiempo y el espacio.
El tiempo implica aprendizaje y la acumulación de experiencias en el individuo y provoca cambios en nuestro yo:
Lo que somos ahora, no lo seremos mañana porque lo que fuimos ayer, ya no lo seremos hoy.
El espacio donde nos situemos nos provoca tener infinidad de yo: somos muchas cosas: padre en mi casa; maestro en la escuela; delantero en el partido de fútbol; cliente en la tienda; peatón en la acera; invitado en la boda; turista en París; espectador en el teatro; conductor en el coche; paciente en el médico; hijo en casa de mis padres; vecino en la comunidad; muerto en el cementerio; etc.
Responder a la pregunta ¿quien eres? es fácil pero es imposible.



Geolocalización


Ver mapa más grande

No hay comentarios:

Publicar un comentario