jueves, 4 de diciembre de 2014

QUIEN COMPRENDE LA VIDA NO NECESITA CREENCIAS

Como si fuera fácil comprender la actual frenética vida que nos ha tocado vivir. Y no podemos quejarnos porque siempre hay personas cercanas que están peor. Ya lo dice el refrán: mal de muchos, consuelo de tontos. 
Desde luego, es mucho más sencillo creer a pies juntillas las verdades universales y ancestrales tradicionales que cuestionar lo establecido
Creer nos ayuda a sobrevivir y sobrevivir nos permite vivir. 
Entiendo que a medida que acumulamos canas la vida se va clarificando como el buen vino o incluso el malo, pero comprenderla en sentido absoluto se me antoja imposible para la mayoría de los homo sapiens terrestres. Poco a poco vamos entendiendo pequeñas cosas que en la niñez o en la juventud nos resultaban inteligibles y comprendemos que la vida hay que vivirla y revivirla a cada instante, creer en las personas que nos rodean que son mucho más trascendentes que los seres celestiales.





Geolocalización



Ver mapa más grande

No hay comentarios:

Publicar un comentario